EL ORGASMO...


Bienvenidos

 Narom Trayectoria personal

Noticias del Mundo - News - Actualidad

Cursos - Talleres

Ayahuasca - Plantas Sagradas

Chamanismo

Respiración Aeólica

Tantra

Musicoterapia

Alimentación para la Iluminación

Ovnis - Contactados -Poderes ocultos

Masajes Terapéuticos

Viajes

Libros

Discos

Artículos entrevistas  reseñas

Iniciación Avalokiteshvara Tibet - Lama Ahbay Rinpoche

Solidaridad con el pueblo Shipibo

Contactar


Publicidad

 






EL ORGASMO...

Hay una serie de hormonas y neurotransmisores que producimos los seres humanos responsables de un buen número de estas experiencias, especialmente la dopamina, que se acostumbra a relacionar con los sistemas de motivación y placer. Todos esos sentimientos de gozo que experimentamos con el chuletón al horno y los orgasmos se producen por la liberación de dopamina.

Sin embargo, hay un tema aún en discusión. Se cuestiona si la dopamina realmente está asociada a la experiencia consumatoria del placer o lo está más al deseo y la motivación. Es decir, si es la causante de que nos pongamos excitados con la idea de degustar un buen chuletón o la responsable del gozo producido. Yo apostaría por lo primero -las ganas-, puesto que lo segundo -el hecho- llevaría a la dopamina a ser la causante de muchas decepciones.



¿ORGASMO TÁNTRICO U ORGASMO OCCIDENTAL?

Generalmente, la práctica sexual es concebida de forma diferente en Oriente y Occidente. Los seguidores del tantra abogan por alcanzar el orgasmo más primigenio, mientras que en Occidente estamos más acostumbrados a buscar el placer genital.

La sexualidad ha sido un tema importante en la vida de los humanos desde tiempos inmemoriales e incluso algunas culturas lo asemejaban a prácticas que sanaban todo tipo de enfermedades. Igualmente, para los amantes del sexto tántrico, la experiencia del Orgasmo es inusualmente vivida ya que no es la palabra Tantra, ni el logro sexual lo importante, sino alcanzar la plenitud, la paz y la serenidad de un encuentro que nos marca para siempre, por múltiples factores.

Para alcanzar la plenitud es necesario alcanzar el orgasmo que nos traslada al origen de la vida. Según algunos expertos se trata de alcanzar la experiencia del canal del parto, de la primera inspiración, del primer contacto con la piel de un ser humano, del contacto con nuestra madre. Sin embargo, la humanidad condicionada por su entorno y forma de vida, pasa por la existencia sin lograr revivir esa magnífica experiencia. La vivencia del verdadero orgasmo nos remite a la escena del mismo nacimiento, al recordatorio por excelencia de nuestros orígenes y no la consecución de un placer efímero.

 Así, se considera orgasmo al espasmo nervioso que se produce en nuestro cuerpo por estimulación genital, en el que llegamos a niveles de excitación máxima que desencadena un movimiento espasmódico que una vez iniciado, ya no tiene retorno. En la mujer se manifiesta como una sensación agradable de mucho placer, similar a una onda que recorre el canal vaginal. En el varón, se experimenta como una sensación similar, en la que una onda espasmódica que recorre la próstata hasta el canal uretral, produce la expulsión del fluido eyaculatorio. Podríamos decir que el proceso es casi el mismo, sólo que en el varón, este espasmo nervioso, llega generalmente acompañado de la eyaculación que supone, según los tántricos, la pérdida de la energía vital (la primigenia).

 Por tanto, la experiencia de este tipo de orgasmo queda relegada al plano superficial del placer genital, sin producir la experiencia de unión, fusión, paz y serenidad por la que abogan los tántricos.

 

ANTES DEL ORGASMO

El ritmo cardiaco se acelera, las glándulas sudoríparas funcionan a plenitud, esto es el efecto de ciertos núcleos del hipotálamo, el cual ha sido activado por la dopamina  y secreta  entonces luliberina  o GNRH.

Así como la dopamina está ligada al deseo en general, como comer y beber, se cree que la luliberina transforma ese mismo deseo en impulso sexual, lo que facilita más  liberación de dopamina; el ciclo continúa entonces hasta que la tensión acumulada es liberada por el orgasmo.

En cuanto al bienestar que sigue al orgasmo es producido por la secreción en el cerebro de endorfinas, que contribuyen a la sensación de relajamiento. Entre los hombres, la tendencia será de adormecerse, aunque ninguna observación científica ha logrado hasta el momento explicar esto completamente. En la mujer esa sensación de bienestar puede ser mas duradera.

La sexualidad en la especie humana más que una conducta, una pasión o una fuente de placer, tiene un soporte neuro-hormonal y secuelas del comportamiento animal, declaran los investigadores.




EL ORGASMO Y LA DOPAMINA


Imágenes de 100 orgasmos femeninos...




El orgasmo y la dopamina

En Nueva Orleans (Estados Unidos) durante un encuentro de la Sociedad de Neurociencia, un grupo de investigadores holandeses, liderado por el neuroanatomista Gert Holstege, de la Universidad de Groningen (al Norte de los Países Bajos), anunció que hay secciones del cerebro que se iluminan cuando el goce emerge a través del cuerpo de una mujer. Igualmente, una zona del cerebro se mantiene sombría, cuando la fémina disimula el goce.


El trabajo sobre el orgasmo femenino del equipo holandés empleó la misma tecnología que se utilizó para investigaciones relacionadas con el goce masculino. Se trata de un escáner llamado Tomógrafo de Emisión de Positrones (la sigla en inglés es PET). El estudio en hombres reveló que la amígdala cerebral, una de las zonas del cerebro donde se asientan los movimientos emocionales como el temor o la agresión, se "desconecta" para que los caballeros no se distraigan a lo largo del orgasmo, y puedan, así, disfrutar, explicó el experto.

Al mismo tiempo, una región denominada Area Tegmental Vental, veta madre de las células que producen dopamina, también se activa durante el orgasmo masculino.

La dopamina es una sustancia química que libera el cerebro, que produce placer y satisfacción. Es la sustancia que produce la heroína, entre los adictos.

"Quizás estamos buscando cuál es el aspecto del orgasmo que recompensa", indicó Janniko Georgiadis.

El Area Tegmental Vental, también se ilumina en el cerebro femenino durante el clímax amatorio. Sin embargo, a diferencia de los varones, en el cerebro de las damas también se alumbra un área cerebral denominada Materia Gris Periacueductal, una zona que gobierna las respuestas de agresión o de relajación. Aún no ha sido comprobado por qué esta zona entra en completa actividad en el caso de las mujeres y no en el de los caballeros.

Del estudio participaron 11 hombres y 13 mujeres con sus respectivas parejas. Los voluntarios debieron recostarse en una cama electrónica después de haber recibido una dosis de tintura que puede verse a través de la tecnología que escanea el cerebro. A los hombres les registraron datos mientras descansaban, durante las erecciones, cuando eran masturbados por sus parejas y durante la eyaculación.

Las mujeres fueron escaneadas también en situación de descanso y relax, fingiendo un orgasmo, mientras su pareja les estimulaba el clítoris y en el punto climático de un orgasmo.

La experiencia de la simulación fue sólo tomada en caso de las mujeres. La información relacionada con la investigación no explica si ese hecho tuvo algo de prejuicio. Pero confirma que sólo a las damas les tocó mentir. De tal forma que, cuando ellas fingieron, una porción importante del cerebelo que se iluminaba durante los orgasmos naturales, no se alumbraba cuando se trataba de una libre representación. Por el contrario, en las sesiones de "orgasmos dramatizados" la región del cerebro que se activa está relacionada con el control muscular. Un dato nada descabellado.






 

LAS FEROMONAS

Sin entender las razones, hay parejas que se sienten atraídos el uno por el otro. Esta atracción recíproca es debido en parte a la acción de las feromonas, sustancias químicas volátiles e inodoras  que actúan a algunos metros de distancia. Ellas se difunden en pequeñas cantidades mezcladas en  el sudor de las manos y las axilas. Se cree que el androstenol es una de ellas.

Experimentos han demostrado cómo reaccionan los humanos a estas sustancias: en un cuarto con varios asientos se vaporizó una  pequeña cantidad de “exaltolide”, equivalente industrial del androstenol, en uno de los asientos,  posteriormente todas la mujeres que entraron en el cuarto eligieron el asiento vaporizado, mientras que los hombres lo rechazaron.


TANTRA Y KUNDALINI




LA ENERGÍA SEXUAL NOS PUEDE LLEVAR A LA ILUMINACIÓN

Para los chamanes, si uno es capaz de canalizar su energía sexual obtiene logros increibles: Amor por los demás, viajes astrales (sueños lúcidos), salud constante, poder personal, claridad energética, ausencia de apegos, iluminación...

El Tantra son técnicas milenarias para equilibrar nuestro organismo físico, mental y espirtual. Por ejemplo, en los hombres, existen técnicas para la no eyaculación y, en las mujeres, hay técnicas para no desgastar energía durante las menstruaciones. El Tantra procura la unión energética en la pareja para alcanzar estados espirituales más elevados.

Si conseguimos "domar" nuestro pensamiento, nuestra energía sexual asciende y nos convertimos en Seres de Luz, con la mente clara y con un tipo de energía que no le interesa a los seres oscuros.

Contaba el maestro africano Credo Mutwa que, a los seres Oscuros, no les interesa de nosotros otra cosa que nuestras emociones fuertes -especialmente el miedo- y la energía sexual sin amor. A estas entidades no les importamos en absoluto.
También, el antropólogo y chamán Carlos Castaneda, afirmaba que existe en nuestro planeta una raza
extraterrestre de seres oscuros que se alimentan de nosotros -energéticamente hablando-.

Estos seres de los suburbios de la cuarta dimensión se alimentan de nosotros y nos han dado su mente y su pensamiento social. Nuestra mente no nos pertenece. Según C. Jung, existe un Inconsciente Colectivo que nos impregna la mente con pensamientos ajenos y nos vemos impelidos a identificarnos con estas ondas mentales.

Estamos viviendo una vida que no es la nuestra. Y el sexo que mantenemos no es el adecuado para elevarnos espiritualmente.

En nuestra sociedad occidental se está haciendo un gran negocio con el tema sexual: operaciones de pechos, viagra, eyculación precoz, abortos, anticonceptivos, psicólogos matrimoniales... y un largo etcétera. El sexo es un negocio y, como tal, no importan los seres humanos. Solo importan los resultados en la economía de mercado.

Decía el maestro Krishnamurti: "...El sexo no es un problema. Hagan sexo o no lo hagan, pero no hagan de ello un problema..."

Para Narom, el sexo tántrico y energético te saca de las garras de la apatía por la Vida. La energía sexual te hace ser alegre, con sentido del humor, amoroso y enérgico. Mantiene tu mente despierta y evita la enfermedad del cuerpo físico.

 

 
 

 

Fuentes: Narom - www.narom.org - Innatia
 


  


"...El gobierno oculto está permitiendo liberar y publicar toda la información, sobre sus actos y planes, a través de ciertas personas (conscientes o no). Su pretensión es tenernos aún más asustados..."

"...Si vamos a difundir noticias inquietantes, hagámoslo con Amor. Teniendo la certeza absoluta de que la Luz, muy pronto, brillará entre las tinieblas. Borrando para siempre la ignorancia a la que nos tienen sometidos..."

Somos Luz y Amor. No permitamos que nos oscurezcan.

GRACIAS A TODOS POR SER LA LLAMA EN LA OSCURIDAD...

JL NAROM.

 











 


Teléfono de contacto: +34 6
36 50 64 61 * E-mail: info@narom.org

"El sexo nace de la imaginación y el amor...." (Narom)

Sitio web realizado por A&O - entrar Todos los derechos reservados