Rayos Cósmicos y Calentamiento del Planeta 

 

Bienvenidos

 Narom Trayectoria personal

Noticias del Mundo - News - Actualidad

Cursos - Talleres

Ayahuasca - Plantas Sagradas

Chamanismo

Respiración Aeólica

Tantra

Musicoterapia

Alimentación para la Iluminación

Ovnis - Contactados -Poderes ocultos

Masajes Terapéuticos

Viajes

Libros

Discos

Artículos entrevistas  reseñas

Iniciación Avalokiteshvara Tibet - Lama Ahbay Rinpoche

Solidaridad con el pueblo Shipibo

Contactar



Publicidad

 





¡Definitivamente no es el CO2!

Os adjunto las pruebas que demuestran que no es el Dioxido de carbono el que está realizando un cambio climático sobre la Tierra. Los Rayos Cósmicos son los causantes de todos los desajustes en el clima del Planeta.

Por favor, ahora cuando sigais oyendo por televisión y en los medios de comunicación que tenéis que pagar
millones de euros, a través de los impuestos, para que  unos cuantos sinvergüenzas sigan enriqueciéndose a nuestra costa para regular las emisiones de CO2, espero y deseo que hagáis algo para que la mentira no siga creciendo.

MENTIRAS

Nos mienten: Grupos ecologistas, políticos, empresas multinacionales,
medios de comunicación, científicos pagados por nuestros Amos ¡Nos mienten!

¡Nos están timando! ¡A todas horas!


Por favor, si te ha parecido interesante, haz click en "Me gusta"
Gracias


Vídeo estudio científico: "Rayos cósmicos influyen en nuestra vida. Nubes..."



La
Radiación Cósmica intergaláctica varía la temperatura

La Intensidad de la Radiación Cósmica intergaláctica varía la temperatura troposférica terrestre. Cuando el Viento Solar se topa con la Radiación Cósmica Intergaláctica, los nucleones y el plasma de electrones del viento solar se calientan y disminuyen su velocidad de desplazamiento hacia afuera del Sistema Solar. En la Terminación de Choque, los electrones y nucleones de la Radiación Cósmica Interestelar penetran contracorriente por las ondas del Viento Solar y son desviados por la turbulencia magnética que produce el movimiento del Sistema Solar desplazándose hacia la Terminación de Choque. Los nucleones intergalácticos con baja densidad de energía no penetran el Sistema Solar sino que son desviados por los turbulencias magnéticas (Arco de Choque) que se forman por el impacto entre el Viento Solar y la RCI; sin embargo, las partículas lentas con alta densidad de energía (partículas calientes) remontan el Viento Solar contra corriente, ellas se enfrían de nuevo, y entonces reaceleran hasta alcanzar velocidades supersónicas que alcanzan los 400 km/s viajando hacia el sol, es decir, en dirección opuesta hacia la cual el Viento Solar fluye. La RCI y las partículas aceleradas golpean contra el Campo Magnético Terrestre (CMT). La colisión de esas partículas del arco de choque que colisionan en el CMT promueve la formación de nubes cuando penetran en la troposfera de la Tierra. Las partículas de la RCI entrantes que inciden sobre la superficie de la Tierra incrementan la temperatura del suelo y de los océanos. El calor de la superficie se transfiere a la troposfera baja y ésta se calienta. La intensidad de las partículas intergalácticas y de la radiación cósmica que afectan a la Tierra depende de la intensidad del Viento Solar. Si la intensidad del Viento Solar es alta, entonces la RCI entrante desde el Arco de Choque del Sistema Solar sería más alta también. Si el Viento Solar disminuye su velocidad, la RCI que remontó el Viento Solar contra corriente no disminuye su velocidad; sin embargo, las partículas de la RCI no se desvían, aunque ingresan a la Tierra, en donde transfieren su energía a las moléculas del suelo y los océanos, calentándolos de forma extraordinaria. Si la actividad solar es intensa, entonces el flujo del plasma cósmico será mayor. La correlación se observa con mayor claridad en el histograma que podemos ver abajo.





VIENE UN CICLO GLACIAR

La Terminación de Choque, o Margen de Choque, es la región del Sistema Solar en donde las emisiones solares colisionan contra los Rayos Cósmicos Intergalácticos. Junto con la radiación del Sol, esta es la verdadera causa del Calentamiento Global y ha ocurrido cíclicamente durante toda la historia de nuestro planeta; algunas veces muy intensamente y en otras mucho menos. Sería muy poca la diferencia (un 3% cuando mucho) si tuviésemos la mitad de los Gases de Invernadero en nuestra atmosfera. De acuerdo con las gráficas incluidas abajo, en este momento estamos pasando por un período de excesivamente alta actividad, tanto solar como Intergaláctica. Los pronósticos no son muy buenos, pues estamos recibiendo toda la energía y los nucleones que se aceleraron hace cerca de 14 meses, de tal forma que la temperatura troposférica terrestre continuará ascendiendo. No sabemos hasta cuando ni cuánto; sin embargo, este ciclo terminará y probablemente seguirá otro ciclo de enfriamiento global, el cual podría convertir una vez más a la Tierra en una bola de nieve.




EL CALENTAMIENTO GLOBAL NO DEPENDE DE LA CONCENTRACIÓN DE GASES EN LA ATMÓSFERA


La correlación entre la anomalía de la intensidad de los Rayos Cósmicos Interestelares (RCI) y las variaciones en la temperatura troposférica terrestre es obvia. El actual calentamiento global no depende de la concentración de gases de "invernadero", sino de la densidad de energía que nos llega desde el espacio, tanto desde el sol como desde el medio interestelar. Las barras de azul a verde representan la anomalía de la temperatura troposférica terrestre desde diciembre de 2001 hasta octubre de 2007. Las barras de rojo a marrón representan la intensidad de la RCI en tiempo real una vez que los RCI han alcanzado la tierra. Observe que la anomalía de la RCI hacia el extremo derecho del histograma  asciende bruscamente, con muy pocas declinaciones. Sin embargo, carecemos de los datos para los meses posteriores a febrero de 2007. Si la intensidad de la RCI aumenta, el próximo año (2008) será un año más cálido; sin embargo, si la intensidad de la RCI declina, 2008 será un año de normal a más fresco que el 2007. La correlación es justo lo contrario de la hipótesis del Dr. Nir Shaviv sobre un efecto enfriador causado por la nubosidad generada por la radiación cósmica. En la gráfica de abajo, con líneas suavizadas, se observa la correlación de una manera más precisa.

El Sistema Solar está viajando en su órbita alrededor de la Vía Láctea a una velocidad de 217.215 Km/s. El Sistema Solar completa una vuelta alrededor de la galaxia (Vía Láctea) en 226 millones de años. En un día, el Sistema Solar avanza 1,728,000 kilómetros hacia la constelación de Hércules a una velocidad de 20 Km/s. Esto es la 8, 593.75 parte de la distancia total entre la tierra y el Arco de  choque del Sistema Solar. Una partícula “fría” de la radiación cósmica intergaláctica cruzaría esta distancia en tan solo 1.2 horas.




Fuentes de Datos: E. C. Stone, et all. Voyager 1 Explores the Termination Shock Region and the Heliosheat Beyond. Science; Vol. 309, pp. 2017-2020. 23 September 2005. R. B. Decker et all. Voyager 1 in the Foreshock, Termination Shock, and Heliosheat. Science; Vol. 309, pp 2020-2024. 23 September, 2005. NASA. NOAA. Interpretación: Nasif Nahle

  



"...El gobierno oculto está permitiendo liberar y publicar toda la información, sobre sus actos y planes, a través de ciertas personas (conscientes o no). Su pretensión es tenernos aún más asustados..."

"...Si vamos a difundir noticias inquietantes, hagámoslo con Amor. Teniendo la certeza absoluta de que la Luz, muy pronto, brillará entre las tinieblas. Borrando para siempre la ignorancia a la que nos tienen sometidos..."

 
Somos Luz y Amor. No permitamos que nos oscurezcan.
 
GRACIAS A TODOS POR SER LA LLAMA EN LA OSCURIDAD...
 
JL NAROM.













 


Teléfono de contacto: +34 6
36 50 64 61 * E-mail: info@narom.org

"A la vida le encanta tentarnos, si no muerdes la manzana no conocerás el sabor..." (Narom)

Sitio web realizado por A&O - entrar Todos los derechos reservados