Mensaje de Navidad 2010...

 

Bienvenidos

 Narom Trayectoria personal

Noticias del Mundo - News - Actualidad

Cursos - Talleres

Ayahuasca - Plantas Sagradas

Chamanismo

Respiración Aeólica

Tantra

Musicoterapia

Alimentación para la Iluminación

Ovnis - Contactados -Poderes ocultos

Masajes Terapéuticos

Viajes

Libros

Discos

Artículos entrevistas  reseñas

Iniciación Avalokiteshvara Tibet - Lama Ahbay Rinpoche

Solidaridad con el pueblo Shipibo

Contactar

 


Publicidad

 






MENSAJE DE NAVIDAD - 2010 * Por José Luis Narom

Seguimos esperando...

Estas navidades he recibido cientos de e-mails, de todas partes del mundo. Todos están esperando el milagro. El milagro del 2012 y a ver si bajan los extraterrestres y ponen orden.

¡No me lo puedo creer!

¡Dios santo! Estamos esperando que nos solucionen los problemas. Parecemos niños de siete años, esperando que nuestra mamá venga a dar un azote, en el culete, al niño que se ha comportado mal y a premiar al que le ha obedecido ciegamente.

Esto es lo que hacemos:

Confiamos nuestras vidas a dirigentes políticos corruptos, que solo velan por sus intereses y que se pasan el mandato dividiendo a las personas. Entregamos nuestras almas a una religión que no hemos elegido, impuesta por la tradición, y que controla nuestras almas y nuestros bolsillos. Nos creemos que los maestros, los gurús y los iluminados, que circulan a sus anchas por Internet, nos van a aportar las soluciones a nuestros problemas. Confiamos en unos avezados banqueros y empresarios, estupendos y maravillosos, que cíclicamente nos arruinan y nos empobrecen progresivamente. De este modo siempre nos tienen pillados y disponibles, mediante el miedo, para exprimirnos y extraernos hasta el último jugo que nos quede. Confiamos nuestra alimentación a grandes corporaciones que envenenan nuestros organismos, por nuestro bien. Preferimos engañarnos viendo televisión y creernos las constantes mentiras que dan en los noticieros. Estamos convencidos de que a nuestras mentes no les pasa nada por ver imágenes que repiten patrones de violencia y dolor hasta el agotamiento. Pensamos que podemos seguir confiando en nuestro sistema médico y farmacéutico, creyendo ingenuamente que van a solucionar nuestras dolencias.

Preferimos esperar y no hacer nada. Tal vez, llegue otro y nos lo arregle.

 

¡La revolución es ahora! ¡La revolución de la mente vacía!

Ha llegado el tiempo de la revolución de la mente y las emociones. Nuestras emociones son muy importantes y hay que transmitirlas correctamente. El pensamiento debe ocupar su justo lugar. Es el momento de observar nuestra mente las veinticuatro horas del día. Todo lo que pensamos del mundo ya no vale.

La forma en que vemos la vida y las relaciones está sucumbiendo. Todo se viene abajo y queremos seguir manteniendo el edificio sobre estructuras carcomidas.

 

 

No me estoy refiriendo a vaciar la mente de pensamientos. No es posible. Si no a utilizar esos pensamientos para crecer en armonía y en amor. Hay un pensamiento necesario para desenvolvernos en la vida. Un pensamiento que nos permite conducir un coche, imaginar y crear un edificio, que nos ayuda a llevar una vida más cómoda. Pero existe otro pensamiento que crea odio y discordia, que divide a los seres humanos, que libera la codicia y los peores sentimientos. Este pensamiento no nos sirve para crecer.

El sol da una vuelta sobre sí mismo cada veintiocho días.

También, cada cuatro semanas como norma, tenemos que preguntarnos cómo vamos y si estamos avanzando en algún aspecto ¿hemos resuelto algo en nuestra vida o la de los demás? ¿lo estamos intentando? Tenemos que hacernos un diario de a bordo, donde anotar todos los avances y retrocesos. Pero no nos quedemos colgados en el cuaderno. Lo que importa es lo que hacemos para los demás. 

Este año, 2010, es el año que nos prepara para enfrentar los duros trances que nos van a tocar vivir, en un futuro próximo ¿qué podemos hacer? 

La respuesta no se resume en una sola acción para el 2010:

1. Viviremos más tiempo con la naturaleza. Salidas a la montaña, al campo, al mar, al río...

2. Dedicaremos un tiempo, al día, para la meditación. No se trata de repetir mantras hasta que caigamos extenuados. Si no de observar nuestra mente durante algunos minutos al día para cultivar la introspección. A mí siempre me han servido las recomendaciones del maestro Krishnamurti: “...la observación sin opción...” Es decir, cuando observes tus pensamientos no te identifiques con ninguno de ellos. No los juzgues, ni los intérpretes. Porque quien los está juzgando es otro pensamiento, que lo más probable también esté equivocado.

3. Pasaremos más tiempo con nuestra familia. Con nuestros abuelos, padres, hermanos, hijos... También observaremos nuestras relaciones con esas personas que no aguantamos... Normalmente tienen mucho que aportar para nuestro aprendizaje. Cultivaremos la paciencia hacia nuestro entorno.

4. Siempre, siempre, siempre daremos amor a nuestro alrededor. No somos la madre Teresa de Calcuta, es cierto, pero entregar amor a los demás puede hacerse de muchas maneras. Obsérvate a ti mismo y descubrirás todas las infinitas posibilidades que tienes.

5. Cambiaremos muchos de nuestros hábitos alimenticios. Comemos demasiado y demasiada comida contaminada. Por favor, dedicad un tiempo a investigar acerca de los alimentos biológicos y ecológicos. Os cambiará la mente y el cuerpo.

6.Veremos menos televisión, leeremos menos periódicos y escucharemos menos música basura. Investiguemos cual es la música que cambia la frecuencia hertziana en nuestro corazón e hipotálamo, que nos hace más felices y muta nuestras células positivamente.

7. Fomentaremos la unión. Este punto requiere un sobre esfuerzo. Crearemos grupos de apoyo. Entre familiares, entre amigos, entre compañeros... Grupos en los que podamos descansar cuando nuestra alma esté en zozobra. No se trata de crear redes para que personas ñoñas y aprovechadas utilicen la energía grupal para su beneficio. Si no un lugar donde “el guerrero”, puntualmente, reposa el espíritu durante un ratito mientras se recupera. Se supone que todos estamos trabajando con nosotros mismos y vamos a ser capaces de discernir lo adecuado. Crearemos un espacio físico, y abstracto, donde reine la confianza y el amor.

8. Buscaremos asesoramiento legal, en grupos, y comenzaremos a denunciar en los juzgados todas las acciones que están realizando militares, corporaciones, políticos, ong’s... Y que están contaminando nuestra tierra (chemtrails, transgénicos, calentamiento del planeta, etc...) Si no nos unimos civilmente, no vamos a tener ninguna posibilidad. Por favor, los abogados con conciencia que leáis este mensaje, tal vez podáis asesorar en estas lides.

No tenemos otro planeta.

Somos un cuerpo universal. Pertenecemos a un gran organismo galáctico y todo lo que pensamos y actuamos repercute en todo el cosmos. Muchos de los que estamos ahora encarnados en el planeta, hemos elegido estar aquí. Cada uno tenemos encomendada una misión y se nos ha olvidado. Encuéntrala y ponte en marcha. No hay tiempo.

Estamos encerrados en nuestro propio ego. Esa entidad viva que se ha apoderado de nuestras mentes y no nos permite ver más allá de nuestras propias narices.

Se nos está quemando la casa. No esperemos a los bomberos. Puede que no lleguen. Pasemos a la acción. Pongamos orden en nosotros. Aprendamos a amar de verdad.

No es tiempo de esperar sentados. O nos ponemos en marcha o fenecemos.

 

Con todo mi amor. Feliz y luminoso 2010.

José Luis Narom.

 

Feliz Año Nuevo

Para los occidentales> feliz año 2010

Para los maya> feliz año 5123

Para los chinos> feliz año 4707

Para los musulmanes> feliz año 1432

Para los hebreos> feliz año 5770

Para los hindúes> feliz año 5000 aprox.

Para los babilonios > feliz año 4010 (ceremonias Kuppuru y Yom Kippur)

Para los celtas> feliz año 2530 aprox. 

El comienzo del año en cada tradición no corresponde con el 1 de enero. He dado, como referencia, el año en el que se encuentra cada tradición religiosa. Si existe algún error pido disculpas.

 

Mensaje de navidad 2010 de José Luis Narom - entrar

Mensaje de navidad 2009 de José Luis Narom - entrar


LUZ PARA TODOS...



"...El gobierno oculto está permitiendo liberar y publicar toda la información, sobre sus actos y planes, a través de ciertas personas (conscientes o no). Su pretensión es tenernos aún más asustados..."

"...Si vamos a difundir noticias inquietantes, hagámoslo con Amor. Teniendo la certeza absoluta de que la Luz, muy pronto, brillará entre las tinieblas. Borrando para siempre la ignorancia a la que nos tienen sometidos..."

Somos Luz y Amor. No permitamos que nos oscurezcan.

GRACIAS A TODOS POR SER LA LLAMA EN LA OSCURIDAD...

JL NAROM. 


 


 




 

 


Teléfono de contacto: +34 6
36 50 64 61 * E-mail: info@narom.org

"La Navidad es importante, pero más importantes somos nosotros..." (Narom)

Sitio web realizado por A&O - entrar Todos los derechos reservados