"Creer es Crear"

 

Bienvenidos

 Narom Trayectoria personal

Noticias del Mundo - News - Actualidad

Cursos - Talleres

Ayahuasca - Plantas Sagradas

Chamanismo

Respiración Aeólica

Tantra

Musicoterapia

Alimentación para la Iluminación

Ovnis - Contactados -Poderes ocultos

Masajes Terapéuticos

Viajes

Libros

Discos

Artículos entrevistas  reseñas

Iniciación Avalokiteshvara Tibet - Lama Ahbay Rinpoche

Solidaridad con el pueblo Shipibo

Contactar



Publicidad

 




Santiago Pando: un publicista metido a "chamán"

Según los Mayas: Creer es crear.

Santiago Pando era un creativo publicitario, en México, cuando la magia le cambió la vida. Conoció a un chamán, y tras una ceremonia con Plantas Sagradas, se le transformó el mundo.

"LA RAZÓN ES TAN SOLO UN SISTEMA DE CREENCIAS.. CUANDO ÉSTAS DEJAN DE CREERSE, COLAPSA"

Hoy Santiago Pando, ya no es publicista, aunque lo fue y de mucho éxito. A sus 33 años, en 1997, vivió un contacto con "mayas intergalácticos" que inició su proceso de transformación. Apoyado en la psicomagia de Alejandro Jodorowsky creó la campaña publicitaria de Vicente Fox. Decretó en un spot  antes del 2 de julio "Ya ganamos"… y se hizo realidad.
Este realizador mexicano, de 44 años de edad, junto con su esposa Tisa, exhiben su película "Creer es crear", síntesis de la enseñanza que quiere difundir. Para él, las dos palabras son sinónimos. No es ver para creer, dice; es creer para ver.
 
Palabras de Santiago Pando :
"Antes yo era un personaje y me sentía importante. Y tenía razón: A los 33 años ya era presidente de un trasnacional de publicidad, y era uno de los creativos más reconocidos en México.
Mi casa era el epicentro de las fiestas. Salía en periódicos y revistas. Me invitaban a dar mi opinión en programas de televisión. Mis comerciales eran premiados en festivales internacionales.
Vivía en un mundo aparentemente maravilloso pero no era feliz. Era infeliz, sólo que estaba tan ocupado siendo importante que ni siquiera me daba cuenta. Mi posición profesional me había abierto muchas puertas, pero me había encerrado en el mundo sordo y ciego del ego.
Fue entonces cuando la vida me colgó de cabeza en el árbol de la sabiduría. Todo empezó con una experiencia chamánica con plantas mágicas de poder.. Me zarandeó Dios, dirían los indígenas de las montañas de Oaxaca. Y en un abrir y cerrar de ojos, mi razón se resquebrajo. Logré entonces atravesar el espejo de la realidad y se me abrieron las puertas de la percepción, que siglos antes el poeta William Blake había dejado abiertas sin llave: Cuando abres los ojos por dentro, te das cuenta que la realidad es un espejismo donde las formas están por encima del fondo, donde tener la razón es más importante que ser feliz, donde el "deber ser" es más importante que el ser UNO.
Una visión del mundo que nos hizo ver la vida en blanco y negro, que nos dividió entre buenos y malos. Una forma de pensar antigua, como de la época de la inquisición, que hoy ya luce vieja, oxidada, maltrecha y hasta olvidada. Era el mundo de las apariencias, donde nos hicieron olvidar que somos seres luminosos con tal de convertirnos en consumidores racionales. Nos educaron para comprar las medias verdades del sistema de la doble moral, y comprar la mentira oficial y los miedos y las culpas, y comprar la corrupción como forma de poder.
Por siglos, fuimos educados a comprar la razón de los poderosos a cambio de negar la verdad desnuda de nuestro corazón. Compramos la guerra como compramos la pobreza. Compramos las enfermedades como compramos la muerte. Compramos los abusos al igual que nosotros abusamos de nosotros mismos. Compramos los dogmas a cambio de una vida cómoda pero ignorante. Compramos el verbo sin necesidad de predicarlo.
Fue en esos tiempos cuando descubrí que el sistema de la razón era tan sólo un conjunto de creencias impuestas a través del miedo. Creencias que no compartía en el fondo de mi corazón, pero que con mi trabajo de publicista, ayudaba a reproducir en el imaginario colectivo. Me daba cuenta, pero me daba miedo abrir los ojos. Hasta que me sumergí en una espiral mágica y profunda que me ayudó a tomar la gran decisión: Deshacerme de mi personaje para recuperar mi SER.
Nací en los sesentas, me escapé a los 33. Soy estrella en fuga. Y esto es parte de la enseñanza de ese largo y sinuoso camino del YO SOY. El caminar de los que desobedecimos la razón absoluta con tal de fugarnos al reino masivo del corazón.


Para tratar de explicar su experiencia, y la modificación de conciencia que experimentó, creó esta película.

Trata sobre el camino personal del yo soy, y sobre el destino colectivo del todo somos uno. Es un mensaje de corazón a corazón, sin intermediarios. Habla, desde la visión maya, del colapso del viejo sistema de creencias y el renacimiento del ser humano.
Todo colapso conlleva un renacer. Tiene que ver con México. Y con América Latina. Y con el mundo entero. El mensaje es galáctico.

Exceptuando algunas partes... me ha parecido un testimonio excepcional.
Es una película de alta vibración. Un regalo.

Luz para todos.



Creer es crear (1/8)


Creer es crear (2/8)

Creer es crear (3/8)

Creer es crear (4/8)

Creer es crear (5/8)

Creer es crear (6/8)

Creer es crear (7/8)

Creer es crear (8/8)




"...El gobierno oculto está permitiendo liberar y publicar toda la información, sobre sus actos y planes, a través de ciertas personas (conscientes o no). Su pretensión es tenernos aún más asustados..."

"...Si vamos a difundir noticias inquietantes, hagámoslo con Amor. Teniendo la certeza absoluta de que la Luz, muy pronto, brillará entre las tinieblas. Borrando para siempre la ignorancia a la que nos tienen sometidos..."

Somos Luz y Amor. No permitamos que nos oscurezcan.

GRACIAS A TODOS POR SER LA LLAMA EN LA OSCURIDAD...

JL NAROM.

 











 


Teléfono de contacto: +34 6
36 50 64 61 * E-mail: info@narom.org

"La transformación es un proceso gradual. Darse cuenta es instantaneo..." (Narom)

Sitio web realizado por A&O - entrar Todos los derechos reservados